martes, 9 de julio de 2013

Reputación en línea






Darla es una joven de 20 años quien ha trabajado por varios años en una empresa de recursos humanos. Cierto día publicó un mensaje con sentimiento racista hacia un grupo de personas; este mensaje se difundió inmediatamente por todas las redes sociales conocidas: Twitter y Facebook.

Los comentarios de repudio ante tal mensaje comenzaron a aparecer, en pocas horas miles de personas habían leído el mensaje publicado y los comentarios en contra eran denigrantes para su autora. En cuestión de pocos días las empresas para las cuales ella había laborado publicaron en sus muros que no tenían relación con Darla y, que ellos, no se hacían responsables por los comentarios realizados por ella.

La situación provocada por un simple mensaje publicado en la red desató euforia en muchas personas, lo bueno es que esto ocurrió algunos años atrás y muchas personas ya lo olvidaron, sin embargo, desafortunadamente hay alguien que nunca olvida… internet.

A pesar de que ya ha pasado mucho tiempo sobre este acontecimiento, si tú buscas su nombre por internet los comentarios que realizó aún aparecen, asimismo su fotografía y los comentarios realizados por terceras personas.

Ahora imagina por un momento que tú eres empleador y llega esta persona a solicitar trabajo a tu compañía, al buscar su nombre por internet te encuentras con esta escenografía de que la persona a la que posiblemente contrates sea racista, o imagina por un momento, que tú también has realizado comentarios de este tipo en Facebook o Twitter y un empleador te busca por internet y encuentra tus comentarios… ¿Crees que te contrataría?

Tú ya sabes que vivimos en una era de información, toda tu vida se guarda en internet, cada comentario que haces en Facebook o Twitter queda en algún lugar guardado, tus fotos, tus gustos e incluso si has hecho comentarios sobre las empresas.

Si tú me dieras tu nombre y te buscara por internet… ¿Qué me diría internet de ti?, me diría que eres alguien que pasa tiempo con sus amigos, se divierte y gusta de pasatiempos sanos o me diría que eres una persona que hace comentarios soeces o que atentan contra la integridad de otras personas.

Han habido personas que no han obtenido trabajos porque su hoja de vida es totalmente diferente a lo que está en internet; personas que aparentan ser honestas y con buenos modales al buscarlas por internet sus comentarios y fotografías muestran todo lo contrario.

Por eso es importante que cuidemos nuestra Reputación en Línea. La reputación es definida como la estima que tienes de algo, asimismo está asociada al prestigio. ¿Qué tanto te estimas tú para cuidar lo que dice internet de ti?

Te invito a que hagas la prueba, ve a Google e ingresa tu nombre y ve los resultados, seguramente encontrarás algunas cosas que posiblemente no las recuerdes en este momento y hasta quizá te asombres y te dé vergüenza lo que publicaste.

Una vez leí una frase que decía: “Nunca escribas algo en internet que no haga sentir orgullosa a tu mamá.” Creo que esta frase te deja pensativo, cuando publicas algo… ¿Te gustaría que lo leyera tu mamá?

Cada comentario o cada foto que subes a internet crea un perfil y reputación tuyo, así que en tus manos está el crear una buena reputación.

Fotografías cortesía de freedigitalphotos.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario